miércoles, 12 de mayo de 2010

ADIÓS A JAVIER, UN AMIGO DE LUNA

Javier vino en junio desde Sudamérica vía Madrid a ejercer de óptico en Fonsagrada. Llegó el día de la primera cuchipanda y se integró al momento. Los martes, casi todos, nos reunimos para cenar y allí estaba él (y su mujer Nidia cuando se vino para Fonsa desde Sudamérica)






Buen viaje, amigo


Javier estuvo con nosotros en la "inauguración" de los apartamentos Luna de Vilar, nos cocinó los platos típicos de su país cuando inauguró de esa manera tan simpática su piso...
Nidia llegó más tarde, pero es una persona tremendamente dulce y cariñosa... un cielo. Este es un homenaje que os queremos rendir "la pandilla de la cena de los martes", porque fue muy fácil quereros y siempre nos caompañaréis, estéis donde estéis.






Estas son las fotos del día que llegó procedente de Madrid y antes de Sudamérica. Ese día teníamos una comida anual, en la Ferrería, y allí nos conocimos todos. Pobre, hablábamos en gallego hasta que se me ocurrió preguntarle cuándo llegara (aquel día) y si entendía gallego. Luego fuimos a dar un paseo -a pleno sol- de unos ocho kms. y le dijimos, de broma, que eso lo hacíamos todos los días. Era un cielo. Bienvenido Javier...







Cuando se terminaron las obras del "piso piloto" y futuro hogar fonsagradino de Javier, este nos agasajó a la pandilla de la cena de los martes con unos manjares de su tierra. A falta de cinta inaugural y tijeras hubo que apañarse con lo que había, pero lo importante es que allí estábamos todos junto a ti...


Bien Javier, piso inaugurado...




La comida de Paradavella. Aquí nos reunimos la pandilla de la cena del martes y los compañeros del Juzgado. También fue la primera cuchipanda a la que asistió nuestra querida, dulce y simpática Nidia. Por primera vez probó el butelo, los grelos, el caldo gallego....Bienvenida a nuestro corazón.







ERIC EN LUNA

Eric ha sido uno de nuestros visitantes más especiales y por eso colgamos estas fotos con vaca incluida, no se puede ser más "enxebre"...





Eric, gracias por venir...